Libros que gustan

Nuestro catálogo

Gianni Rodari

Gianni Rodari nació en Italia, en octubre de 1920. En 1937 se graduó de maestro. En 1939, se matriculó en la Facultad de Lenguas de la Universidad Católica de Milán, pero no concluyó sus estudios. Al estallar la Segunda Guerra Mundial se dedicó al periodismo escribiendo para numerosos periódicos. Desde 1948, ha escrito para los más pequeños, en un principio retahílas con el fin de divertirlos y posteriormente cuentos. Su llegada a la literatura infantil y juvenil fue por el camino del periodismo. En 1950 dirigió un semanario para niños y jóvenes. En los años 60 recorre las escuelas italianas para contar historias y responder las preguntas de los niños.

Sentía que la imaginación debe ocupar un lugar en la educación, que se debe estimular la creatividad infantil y valorar la liberación que puede tener la palabra.

En 1970 Gianni Rodari recibe el mayor galardón internacional para un escritor de literatura destinada a los niños, el Premio Hans Christian Andersen. Marc Soriano, profesor en Filosofía, doctor en Letras, dirá de él en su guía (1999): “Comienza a escribir en 1950 y se impone rápidamente como el mejor escritor para niños. En cierto sentido, su inspiración es muy clásica, ligada a la corriente de la poesía popular italiana. Pero lo que Rodari retiene fundamentalmente de la tradición es su aspecto revolucionario; en efecto, su arte sigue abierto a las preocupaciones más actuales de los jóvenes de hoy, tanto en la forma como en el contenido. Obras que se esfuerzan por desmitificar los ídolos de la sociedad de consumo, pero que, al mismo tiempo, se caracterizan por una fantasía y por una invención perpetuas”. “El fantástico trabajo de Rodari jamás es gratuito y se asemeja bastante a la anticipación. Su tono, tan espontáneo, recuerda mucho el de los improvisadores y narradores dotados; y llaman la atención su humor, a la vez tierno y grave, y su lenguaje personal y pintoresco, repleto de juegos de palabras y de hallazgos expresivos”.

Gianni Rodari fallece en Roma el 14 de abril de 1980.